En verano los días son más largos y nuestros hábitos y ritmos de vida cambian. Esto, sumado a las altas temperaturas que estamos viviendo este año, puede hacer que nuestro descanso se vea afectado y nos cueste más conciliar el sueño o nos despertemos más veces durante la noche. Aunque en muchas ocasiones pasar mala noche es casi inevitable, sí que podemos tratar de mejorar un poco nuestro descanso en tiempos de calor. Hoy, en Duerme como un lirón, te ofrecemos 6 consejos para dormir mejor en verano.

1. Utiliza tejidos de fibras naturales

Se recomienda que los tejidos que estén en contacto directo con la piel, como el pijama o las sábanas, sean finos y de algodón, lino o seda. Las fibras naturales ayudan a transpirar mejor la piel, lo cual te mantendrá más fresco durante la noche.

2. Dúchate con agua templada

Una ducha fría ayuda a bajar la temperatura de nuestro cuerpo de manera rápida. Sin embargo, al poco tiempo se produce un efecto rebote y notarás más calor, por lo que es mejor regular la temperatura del agua hasta que esté ligeramente tibia.

3. Mantén tu habitación fresca y ventilada

Los mejores momentos para ventilar la habitación son la primera hora de la mañana y antes de irte a dormir. El resto del día conviene tener las persianas bajadas y las ventanas cerradas, para evitar que entre el aire caliente en la casa.

4. Cena ligero

Para un correcto descanso es recomendable evitar cenas pesadas, puesto que estas requieren un mayor esfuerzo para su digestión, mientras que los alimentos ligeros, como ensaladas, yogur o frutas, facilitarán la conciliación del sueño.

5. Utiliza aceites esenciales

Determinados aceites esenciales, como el de mandarina, lavanda o manzanilla, ayudan a relajarse y facilitar el inicio del sueño. Puedes emplearlos en un difusor o aplicarlos directamente sobre la piel diluidos en otro aceite vegetal, con un suave masaje.

6. Apuesta por un buen colchón

Si al calor del verano le sumas un colchón incómodo y de mala calidad, tus noches pueden convertirse en un auténtico suplicio. Asegúrate de tener un colchón fabricado con buenos materiales y con propiedades como la termorregulación o la transpirabilidad, que minimizan la sudoración nocturna y aumentan el frescor. Nuestro colchón Lirón te aporta todo eso gracias a materiales como el núcleo de espuma perfilada o los tejidos Strech y 3D, que permiten la libre circulación del aire a través de sus microporos.

Esperamos que estos consejos te ayuden a dormir mejor durante las cálidas noches de verano. Recuerda que si quieres disfrutar de un sueño reparador, sea la época del año que sea, nuestro colchón puede ser la solución que estás buscando.