A la hora de comprar un colchón siempre surgen numerosas dudas acerca de las medidas, la durabilidad, cómo probarlo para estar seguro… En este artículo trataremos de resolver algunas de esas preguntas para ayudarte a comprar el colchón que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Cada cuánto tiempo debo cambiar mi colchón?

Se estima que la vida máxima de un colchón, independientemente de los materiales con los que haya sido fabricado, está en torno a los 10 años. Sin embargo la vida útil puede variar mucho en función del uso y del mantenimiento.

Inevitablemente, con el paso del tiempo los componentes del colchón van perdiendo calidad. Uno de los efectos típicos del paso de los años en los colchones es el hundimiento debido a su uso. Este hundimiento será mayor o menor dependiendo del peso de las personas que lo usen, la calidad de los materiales y la antigüedad. Para evitarlo, se suele recomendar ir girando el colchón periódicamente, de manera que el desgaste sea uniforme. No obstante, existen colchones como el nuestro en los que, debido a su alta calidad de materiales, no necesitarás realizar este volteo.

¿Cuánto debe medir mi colchón?

En lo referente al largo, la recomendación es que el colchón mida de 10 a 15 cm más que la altura de la persona que dormirá en la cama.

Con respecto al ancho, hay que tener en cuenta que cuanto más espacio tengamos más confort obtendremos. En camas individuales la medida estándar de ancho es 90 cm, si bien es cierto que colchones de 105 cm de ancho se utilizan también de manera individual para personas que desean contar con más superficie de descanso.

Por otro lado, en camas dobles lo recomendable es que haya un espacio de unos 10-12 cm entre las dos personas, así como un espacio a mayores de 6-7 cm del hombro al extremo del colchón.

Para que no tengas ningún problema en cuanto a las medidas, en Duerme como un lirón fabricamos nuestro colchón en 10 medidas diferentes de ancho y con 3 longitudes distintas.

¿Cómo sé qué colchón es el mejor para mí?

Hay una cosa clara: por mucho que pruebes un colchón en tienda, no podrás comprobar cómo descansas hasta que no duermas unas cuantas noches sobre él. En ese sentido, lo ideal es contar con la tranquilidad de poder devolver el colchón si no se adapta correctamente a ti.

Queremos que comprar un colchón Lirón sea sinónimo de seguridad, por eso además de contar con 10 años de garantía, te ofrecemos la posibilidad de probarlo en tu casa durante 101 noches, tiempo más que suficiente para comprobar si efectivamente cumple los requisitos esperados. Si tras ese período no te convence, puedes contactar con nosotros, aunque estamos casi seguros de que no tendrás ese problema gracias al cuidado diseño de nuestro colchón Lirón.

Si estás pensando en renovar tu colchón te recomendamos echarle un vistazo al nuestro y descubrir todas las características que lo hacen único. ¡Y no dudes en preguntarnos si tienes alguna duda!