Probablemente dormir sea uno de los placeres más sencillos que todos tenemos a mano. Sin embargo, casi la mitad de la población duerme menos de los que debería: el 40% no llega a las 7-9 horas recomendadas. Hoy te enseñamos 6 beneficios de disfrutar de un sueño de calidad.

1. Ayuda a perder peso

Está demostrado que las personas que duermen pocas horas tienen mayor predisposición a padecer obesidad. Durante 13 años, The National Academic Press llevó a cabo un estudio donde controló a 500 personas que dormían menos de 7 horas diarias y encontró que tenían 7,5 veces más posibilidades de padecer obesidad. Se cree que este resultado puede ser debido a cambios hormonales provocados por la falta de sueño y que estimulan el apetito.

2. Fomenta un estado de calma

Nos encontramos más inestables emocionalmente cuando dormimos poco. Un estudio publicado en la revista Sleep reveló que con la falta de sueño nos encontramos más susceptibles a las pequeñas cosas y amplificamos las emociones negativas.

3. Fortalece el sistema inmunológico

Está demostrado que la falta de sueño afecta a nuestro sistema inmunológico, debilitándolo. Un estudio de la Universidad Carnegie Mellon, ha revelado que las personas que duermen menos de 7 horas son más propensas a resfriarse que las que lo hacen durante 8 o más.

4. Protege el corazón

Las personas que duermen un número de horas insuficiente son tres veces más propensas a sufrir una insuficiencia cardiaca que los que duerme bien. Los primeros, sufren un incremento en sangre de las hormonas del estrés, lo que aumenta la tensión arterial, colesterol y frecuencia cardiaca.

5. Beneficia a tu memoria

¿Nunca habías escuchado que dormir ayuda a retener lo estudiado? Pues esta afirmación está avalada por la Universidad de Notre Dame. Según su investigación, dormir mejora la consolidación de la memoria emocional selectiva. Además, durmiendo también se afianza el aprendizaje a largo plazo.

6. La siesta también es positiva

Nuestro cuerpo está preparado biológicamente para que a la hora de la siesta se produzco un periodo de recuperación. La siesta nos ayuda a enfrentar la tarde con más energía física y mental; pero no debe prolongarse demasiado ya que, si llegamos al sueño profundo, es resultado puede ser el contrario.

A pesar de que la sociedad y nuestros hábitos de vida nos empujen cada vez a trabajar más y descansar menos, debemos recordar que el dormir es esencial para mantener una buena salud tanto física como mental. No olvides que tu colchón es un elemento esencial para conseguir un sueño reparador, así que asegúrate de contar con uno de calidad, como el de Duerme como un lirón.